Marcha lenta para reclamar la autovía entre Verea y Lindoso

Medio centenar de vehículos, ocupados por un centenar de vecinos de la comarca de Baixa Limia, participaron ayer en una marcha lenta reivindicativa para reclamar al Gobierno gallego que retome el proyecto de ejecución de la autovía que enlazaría Celanova con la frontera portuguesa, en el municipio de Lobios. Convocados por la Plataforma para o desenvolvemento da Baixa Limia (Plabali), a las once de la mañana se habían dado cita en el punto fronterizo una veintena de vehículos, que fueron los que iniciaron la marcha lenta.

A una velocidad media de 40 kilómetros por hora, abrían la marcha dos vehículos de la Guardia Civil de Tráfico, mientras otro vehículos de la Benemérita cerraba la comitiva. A lo largo del recorrido se fueron incorporando otros vehículos a la marcha, hasta superar el medio centenar cuando llegaban a la localidad de Casal de Bispo, en el municipio de Verea, a las puertas de Celanova y en el lugar donde debería comenzar el segunda tramo de la autovía Ourense-Celanova-frontera. Un vehículo de los organizadores equipado con altavoces abría la caravana y emitía música para anunciar su paso, mientras los coches participantes hacían sonar los claxons cuando atravesaban alguna localidad del recorrido.

En Casal de Bispo se concentraron los participantes en la protesta y los organizadores desplegaron una pancarta en la que podía leerse “Non á paralización do eixo Verea-Lindoso”. Al tiempo, Lisardo Quintas, portavoz de la Plataforma, leía un comunicado por la megafonía del coche, en el que comenzó resaltando que “haxa tanta xente loitando polos seus dereitos, o que debe amosarnos a todos a non rendirnos ata conseguir o que nos pertenece”.Lamentó Quintas la ausencia “de moitas das nosas primeiras autoridades. Resulta -señaló- que quen debería estar á fronte desta reivindicación, vital para as comarcas de Celanova e a Baixa Limia, se esconden”.

En la marcha sólo participó un alcalde, el de Entrimo, de todos los concellos directamente implicados en este trazado -Celanova, Verea, Bande, Entrimo, Lobios, Lobeira y Muiños- y a su llegada a Celanova hizo acto de presencia la portavoz del PSOE celanovés, María Jesús Boo, así como miembros de Compromiso por Galicia. Quintas criticó “a cegueira das nosas autoridades municipais, da Deputación, da Xunta e dos nosos representantes no Parlamento Galego, pois ningún partido fixo ninghuna protesta ou pregunta sobre esta asunto. Tal vez sexa -añadió el portavoz- por ignorar que a morte da Baixa Limia, de confirmarse esta falcatruada, é tamén a morte da cidade de Ourense”. Según el comunicado de Plabali, con esta autovía la capital dispondría”de la vía de comunicacion más corta y más directa con Portugal, para acceder a un mercado potencial de 4 millones de personas y que pondría Oporto a 175 kilómetros”.

Fonte: http://www.laregion.es/articulo/provincia/marcha-automovilistica-paralizarse-trazado-ourense-y-portugal/20140406162836455335.html

Esta entrada foi publicada en Artigos de Prensa, Autoestrada - OU-540. Garda a ligazón permanente.

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *

*